¿Cómo evitar robos y hurtos en tu tienda o comercio?

Como todos sabemos, mantener un negocio no es nada fácil: competencia desleal, impuestos, incertidumbre económica…, y por si ello no fuera poco, aún tenemos que afrontar un obstáculo adicional que afecta a cualquier tipo de empresa: el riesgo de sufrir robos y hurtos.

Evidentemente, este riesgo se traduce en mayores o menores pérdidas según el tipo de negocio que tengamos, pero tal y como están las cosas hoy en día, por pocas pérdidas que supongan los hurtos cometidos en nuestro negocio, siempre es posible aplicar medidas para reducir al máximo esta merma económica y sacar provecho de ello.Por ello, a continuación te daremos a conocer múltiples medidas que puedes aplicar fácilmente a tu empresa y que te harán ahorrar dinero.

¿Cómo evitar hurtos de tus empleados en tu empresa?

1-) Control interno de stock y material: En cualquier negocio es fundamental realizar inventarios rutinarios y aleatorios de stock y de material de la compañía para verificar que todo está en orden. De esta manera, todos tus empleados sabrán que la empresa detectará cualquier irregularidad ante un robo, ya que hay un control estricto.

2-) Arqueo de caja: Es muy importante realizar cuadres de caja en cada cambio de turno. De esta manera podrás saber a quién corresponden todas y cada una de las diferencias de caja que pueda haber. Obviamente, al manejar efectivo, es normal que haya errores, pero si no hay control alguno tus empleados se aprovecharán de ti y en caja habrán “más que errores”. Por el contrario, si implantas un control de caja estricto, todos los trabajadores serán conscientes de que hay un control de las diferencias y de que a nadie se le va a tolerar sacar dinero de la caja.

Además, todos serán más cuidadosos con su trabajo y tendrás menos diferencias en caja, ya que se evitarán errores de falta de atención.

3-) Cámaras de seguridad: La presencia de cámaras de seguridad junto con los controles internos, son armas casi infalibles para evitar hurtos de tus empleados, ya que si todos son conscientes de que ante el robo de cualquier producto, la empresa advertirá en los inventarios su falta y en consecuencia, visionará las cámaras de seguridad para ver lo sucedido; nadie se va a arriesgar a perder su empleo por robar un simple artículo.

Hoy en día, tal y como puedes ver en este enlace, puedes adquirir una cámara de videovigilancia de altísima calidad a un precio muy bajo. No obstante, pesar de su bajo precio, esta cámara cuenta con altas prestaciones: gran calidad de imagen y sonido, visión nocturna, detección de movimiento, alertas instantáneas en tu móvil, resistencia al polvo y agua, control remoto a través de tu móvil, etc.

4-) Consecuencias: Un buen jefe debe tener cierta complicidad con sus empleados, pero al mismo tiempo debe ser estricto y ser visto como una figura de autoridad. De esta manera, la detección de hurtos por parte de un empleado, debe tener consecuencias laborales. Asimismo, las diferencias en caja excesivas deben recibir reprimenda. Si decides hacer la vista gorda para no ser visto como alguien autoritario, tus empleados entenderán que los pequeños hurtos y las diferencias de caja están toleradas en tu empresa y éstas aumentarán sin control. Así pues, desde un buen comienzo ponte firme y sé exigente ante irregularidades de este tipo.

¿Cómo evitar hurtos de los clientes en tu tienda?

1-) Cámaras de seguridad: Las cámaras de vigilancia son el principal método disuasorio para evitar hurtos en cualquier tipo de tiendas. Además, actualmente estas cámaras son muy baratas. Como puedes ver en este link, puedes adquirir cámaras de seguridad perfectas para tu tienda por un precio muy bajo. Con estas cámaras, además de contar con una altísima calidad de imagen que te permitirá detectar con claridad cualquier robo, también te permitirán disfrutar de otros muchos servicios: control remoto, detección de movimiento, recepción de alertas se seguridad, gran capacidad de memoria, audio bidireccional, conexión inalámbrica estable, etc.

2-) Carteles disuasorios: Al instalar cámaras de seguridad, debes instalar obligatoriamente estos carteles homologados por la actual ley para advertir a los clientes en establecimientos públicos de que están siendo grabados.

No obstante, no hay que tomarse esta obligación como otra traba administrativa más del gobierno, ya que estos carteles tienen un efecto disuasorio muy grande y por lo tanto, son de gran utilidad, ya que son muy llamativos y son fácilmente vistos, al contrario que algunas cámaras que al colocarlas en zonas muy altas para tener mayor ángulo de visión, a veces pueden quedar inadvertidas.

3-) Cámaras de vigilancia falsas: Si no quieres liarte con la instalación de cámaras, porque te suponga un trabajo muy grande o porque simplemente para los artículos que dispongas en tu tienda, no vayas a perder el tiempo en mirar quien te ha robado e interponer denuncia ante la policía para que no sirva de nada, una alternativa muy práctica es la instalación de cámaras falsas de seguridad que replican exactamente a las cámaras verdaderas.

Por ejemplo, en el siguiente enlace te mostramos una cámara de vigilancia de imitación por un precio irrisorio. Esta cámara, como puedes ver tu mismo, replica a cualquier cámara auténtica y es imposible de diferenciar, de modo que tendrá un poder disuasorio de hurtos como el de cualquier tipo de cámaras.

4-) Arcos de seguridad: La instalación de arcos de seguridad en tu comercio es una barrera infranqueable para detectar robos. Además, al igual que con las cámaras de seguridad, no es imprescindible que estos arcos sean auténticos. Únicamente con la instalación de arcos falsos, ello tendrá un enorme impacto disuasorio en el número de robos cometidos en tu local.

5-) Productos más caros bajo demanda: Ante artículos de alto valor económico, puedes limitar el stock al alcance de los clientes de manera parcial o total, teniendo tu stock bien guardado y protegido en tu almacén.

Además, también es posible tener este tipo de artículos en vitrinas especiales que solo pueden ser abiertas por empleados bajo la petición del cliente.

6-) Distribución y organización: Es muy importante la organización de los estantes y la distribución de los artículos para que haya la máxima visibilidad por parte de los empleados de todas las áreas del comercio.

Evita la existencia de rincones y ángulos muertos fuera de la vista de los trabajadores, y en caso de haberlos, coloca productos de bajo coste en esa zona para reducir las pérdidas por los hurtos que se pudieran cometer.

7-) Iluminación: Una buena iluminación psicológicamente disuade a los clientes que tengan por objetivo cometer algún hurto en tu establecimiento. Por el contrario, una iluminación tenue o muy oscura, da una sensación de invisibilidad o encubrimiento a quien tiene en mente cometer alguna fechoría.

8 -) Espejos: La colocación de espejos en las esquinas disuade la comisión de pequeños hurtos, ya que dan la sensación a quien piensa robar de estar siendo observado y en consecuencia, de no poder robar con impunidad.

9-) Personal de seguridad: Si tienes una gran tienda, sería una buena idea contratar a personal de seguridad especialmente para tu establecimiento. A pesar del coste, la presencia de miembros de seguridad en un gran establecimiento tiene un gran impacto disuasorio en el número de hurtos que allí se puedan cometer, ya que los clientes que piensen robar se sentirán observados por las cámaras y sabrán que puede haber consecuencias ante el personal de seguridad.

Por el contrario, una tienda muy grande sin ningún tipo de miembros de seguridad, da mayor confianza a los malhechores, ya que saben que nadie está mirando las cámaras en el momento que ellos roban y que si saltara la alarma en el arco de seguridad, uno puede marcharse corriendo sin problemas, dado que las cajeras no van a poder hacer nada.

10-) Distribución de los empleados: En todo momento es importante que los empleados estén lo más dispersos posible en la superficie del local y no todos juntos en un mismo sitio. De esta forma, la mera presencia de trabajadores por los pasillos de toda la tienda dará a entender a posibles ladrones que no están a salvo de no ser vistos en caso de delito.

11-) Formación de los empleados: Debes concienciar a tus empleados que los robos y pequeños hurtos son muy frecuentes en tu comercio y que en consecuencia ello afecta a la buena marcha del mismo, lo cual a su vez, indirectamente afecta a la marcha de sus empleos.

De esta forma todos deben colaborar en tomar precauciones, ser precavidos y evitar riesgos de la siguiente manera: alzar la vista de vez en cuando y no estar meramente cada uno a lo suyo, tomar precauciones si algún cliente actúa de manera sospechosa, distribuirse por todo el centro y no juntarse todos los trabajadores en un mismo punto dejando sin vigilar el resto…

12-) Tecnología: Dependiendo del tipo de comercio que tengas, tendrás a tu disposición elementos tecnológicos a tu favor que minimicen el riesgo de sufrir robos: sistemas de detección de manipulación de etiquetas, colocación de chips anti-robo en artículos, productos de muestra con anclaje al mostrador, etc.

¿Cómo evitar robos de ladrones en tu comercio?

1-) Cámaras de seguridad: La instalación de cámaras de seguridad en el exterior de tu compañía dará a entender a cualquier potencial ladrón que tu empresa cuenta con medidas de seguridad, de tal modo que aun pudiendo entrar a rostro cubierto, no se arriesgarán.

Hoy en día, en el mercado hay numerosas cámaras exteriores que aguantan todo tipo de meteorología sin ningún problema. Por ejemplo, en este enlace puedes ver una fantástica cámara de vigilancia exterior preparada para soportar lluvia y todo tipo de inclemencias climatológicas por un precio increíble. Además, esta cámara cuenta con sistema inalámbrico, visión y control desde tu móvil, visión nocturna, audio bidireccional, detección de movimientos, alta calidad de imagen, alertas al móvil…

2-) Alarma de seguridad: La instalación de una alarma de seguridad es básica para evitar robos, ya que de producirse alguno, ante la mera alarma sonora y consecuente aviso automático a la policía, los ladrones huirán de inmediato.

3-) Carteles disuasorios: Además de contar con alarma y cámaras de seguridad, la presencia de carteles informativos respecto a estos sistemas de seguridad constituye el principal efecto disuasorio con respecto a potenciales delincuentes, ya que ante este aviso preferirán simplemente robar en otras compañías.

4-) Caja fuerte: Según el barrio en el cual esté localizado tu comercio, sería una buena idea contar con una caja fuerte en la trastienda para ir vaciando la caja contadora del mostrador y tener el mínimo efectivo posible por si hubiera algún robo en el establecimiento.

De esta forma, se minimizarían las pérdidas en caso de atraco, mientras que las sumas guardadas en caja fuerte estarían a salvo en la tienda hasta realizar su pertinente ingreso en el banco.

5-) Cerraduras, puertas y persianas de calidad: Instala buenas cerraduras en las puertas o persianas de tu comercio y evita intentar ahorrarte unos euros al comprar baratijas.

El primer obstáculo para la entrada a tu empresa siempre es tener un acceso con la mayor seguridad posible, para evitar que los ladrones puedan entrar.

6-) Vallas: El recinto de tu empresa debe estar bien vallado y protegido. De lo contrario, se propicia que los criminales se puedan colar fácilmente y una vez dentro del recinto intenten acceder al interior del edificio con calma y con todo el tiempo del mundo.

7-) Perro: La presencia de un perro disuade a cualquier ladrón, ya que este simplemente optará por robar en otro sitio y no arriesgarse a que los ladridos del perro alerten a vecinos y transeúntes que puedan alertar al momento a la policía.

8 -) Vigilante de seguridad: Si cuentas con una gran empresa o una empresa con stock de alto valor, no sería una mala idea contratar a personal de seguridad; especialmente durante la noche si no hay ningún trabajador en la compañía a esas horas.

9-) Mostrador anti-alunizaje y vidrios de alta protección: En determinados comercios a pie de calle y que cuentan con artículos de alto valor, es muy importante tener un sistema de pilones anti-alunizaje para evitar robos a través del escaparate. Además, hay que contar con cristales antirrobo de alta calidad por si hubiera vándalos nocturnos con voluntad de hacer algún pillaje.