19 claves para evitar robos en casa durante tus vacaciones

Si te vas a ir de vacaciones y tu casa va a estar vacía durante un periodo de tiempo, es importante que tomes algunas medidas de precaución y seguridad para minimizar la posibilidad de sufrir un robo. De hecho, tal y como confirman las estadísticas, el mes de agosto, en el cual la mayoría de la población realiza sus vacaciones en España, es con diferencia el mes del año en el cual se llevan a cabo la mayor parte de robos.

Pero no hay nada que temer, adoptando una serie de medidas básicas muy económicas y de sencilla aplicación, podrás estar tranquilo y tener la certeza de que muy difícilmente vas a ser víctima de un robo. A continuación te exponemos las 19 claves para poder conseguir este objetivo:

1-) Instala una cerradura invisible

Una muy buena manera de incrementar la seguridad de tu puerta de tal forma que ésta sea prácticamente impenetrable, es a partir de la instalación de una cerradura invisible. Puedes adquirir estas cerraduras por un coste relativamente bajo en relación a todo lo que te aportan y además instalarla por tu propia cuenta.

Estas cerraduras van instaladas en el interior de la puerta, de modo que quedan ocultas a la vista desde el exterior. Así pues, si algún intruso consiguiera forzar la cerradura principal, la puerta seguiría sin poderse abrir debido a la presencia de la cerradura invisible, la cual no podría ser forzada debido a que el intruso en cuestión no podría ni saber donde se encuentra.

Además, las cerraduras invisibles, en su gran mayoría, cuentan con una alta tecnología que ofrece múltiples servicios adicionales: poder bloquear y desbloquear la puerta a través de mandos a distancia o del propio teléfono móvil, crear autorizaciones temporales para que terceras personas puedan manejar la cerradura, recibir notificaciones de alerta al móvil, etc.

Si estás interesado en instalar una cerradura invisible, en el siguiente enlace te enseñamos una increíble cerradura invisible de gran calidad y por un precio relativamente económico para sus altas prestaciones. Hasta cuenta con una aplicación gratuita para móvil con la que podrás controlar tu cerradura en todo momento al adquirir el kit para conexión móvil.

 

2-) Instala una alarma

Los datos demuestran muy claramente cómo las alarmas funcionan y con su instalación y la colocación de carteles advirtiendo de su presencia, la tasa de robos en viviendas disminuye casi por completo. Quizás no quieras dar el paso debido al alto coste de contratar los servicios de cualquiera de las típicas compañías de alarmas que se ven en los anuncios. Si ese es el caso, puedes optar por instalar la alarma por ti mismo. En la actualidad, hay numerosas alarmas en el mercado que ofrecen una alta seguridad por un bajo coste y que permiten ser gestionadas a través del teléfono móvil, de tal manera que durante tu viaje podrás garantizar la seguridad de tu casa sin ningún problema.

 

3-) No comuniques tu salida de vacaciones si no es necesario

Dado que la mayoría de robos se producen cuando las viviendas están desocupadas, es fundamental que nadie que no sea de tu confianza sepa que te vas de casa. Por lo tanto, mucho cuidado con fardar por las redes sociales de tu próximo viaje. Recuerda que estás dando información muy delicada de todos los días que vas a dejar tu vivienda vacía y que cualquier persona puede aprovechar la oportunidad.

 

4-) Haz ver que estás en casa con luz interior

Para aparentar tu presencia en casa, puedes adquirir enchufes programables por un precio muy bajo y conectar un par de lámparas. Con ello conseguiremos hacer ver muy fácilmente que nuestra vivienda está ocupada y por un coste muy económico. Estos enchufes son muy sencillos de programar y hasta pueden conectarse a la red de Internet para poderlos controlar desde tu propio teléfono móvil. A continuación te mostramos un pack de 2 enchufes inteligentes con éstas características y por un precio increíble.

 

5-) No bajes las persianas al máximo

Dejar las persiana totalmente bajadas es sinónimo de que no estás en casa. Si tienes persianas automáticas es posible que las puedas programar para bajarse y subirse o que las puedas controlar directamente desde el móvil; pero si como la mayoría dispones de persianas antiguas sin motor instalado, déjalas a media altura para no levantar sospechas. A ser posible, en caso que te marches durante una larga temporada, sería recomendable que alguna persona de confianza pasara de vez en cuando por tu casa para mover un poco las persianas de altura.

 

6-) Mantén el buzón vacío de cartas

Ten en cuenta que cualquier persona tiene acceso a tu buzón y si lo ve repleto de cartas, será evidente que no estás en casa. Por ello, al irte asegúrate vaciar por completo el buzón. Además, actualmente puedes evitar recibir la mayoría de cartas solicitando el servicio de envío de correspondencia por Internet, lo cual es mucho más cómodo y mucho más seguro, ya que nadie podrá substraerte tu correo y lo recibirás cómodamente en tu ordenador. Otra opción, en caso de estar fuera de casa durante un largo tiempo es la de que algún vecino o familiar con el que mantengas buena relación te vaya vaciando el buzón periódicamente.

7-) Instala una cámara de vigilancia

Otra gran arma de disuasión de robos son las cámaras de seguridad. Con su simple instalación y colocación de carteles advirtiendo de su presencia, te asegurarás de que nadie vaya a querer entrar en tu casa.

Puede parecer que estos dispositivos sean muy caros, pero la realidad es que hoy en día tienen precios muy económicos y ofrecen unas altas prestaciones y una gran funcionalidad: alertas al móvil al detectar movimientos, visión nocturna, imagen y sonido de alta calidad en directo desde tu móvil o tablet, etc. Una de estas cámaras baratas y de alta calidad, es la que te recomendamos desde Cerorobos.com en este enlace.

 

8- ) Aparenta cierta actividad en el balcón o jardín

Ni se te ocurra recoger todas las cosas de tu balcón o jardín al marcharte, aparenta que sigues estando allí dejando algún objeto encima de la mesa del patio o dejando algo tendido en el balcón. De lo contrario, tu vivienda dará una muy mala impresión y hasta parecerá estar abandonada si pasa mucho tiempo en esta situación.

 

9-) Ten tus plantas saludables

Una casa con las plantas marchitadas da a entender que está vacía. Por lo tanto, acuérdate de regar las plantas antes de irte si es por un periodo corto de tiempo. Si te marchas por una larga temporada, por un coste no muy elevado, puedes adquirir e instalar fácilmente por ti mismo, sistemas de riego automático que cuidarán tus plantas por ti.

 

10-) Cuidado con el felpudo de tu puerta

Un felpudo ante una puerta indica que allí vive alguien, por tanto no lo quites en ningún caso siempre que vivas en una casa o chalet. No obstante, ello puede ser un inconveniente en un bloque de pisos, ya que en la mayoría de las ocasiones el servicio de limpieza al fregar la escalera va dejando de pie todos los felpudos, de tal modo que si nadie los vuelve a poner en su sitio, es evidente que su propietario no ha entrado en su casa desde la última vez que hubo limpieza. Por ello, pide al servicio de limpieza que te dejen el felpudo en su sitio tras fregar o pide a algún vecino de confianza que te lo ponga en su lugar. Si no tienes la suficiente relación o confianza con estas personas o te parece mucho lío, lo mejor será que lo dejes guardado dentro de casa.

 

11-) Alquiler vacacional de tu casa

Si pasas periodos largos de fuera de tu domicilio de residencia habitual, alquilarla es una buena opción para mantenerla ocupada y así evitar robos y okupas. Además, podrás obtener rentas importantes que no tan solo te permitirán paliar los gastos de tu casa, sino que hasta podrás obtener beneficios y por lo tanto, obtendrás una fuente de dinero adicional en tus finanzas personales. No te preocupes de la gestión de todo ello (promoción de tu alojamiento, contrato alquiler, recepción y atención de sus ocupantes, aspectos legales, etc.); actualmente hay numerosas compañías que se encargarán de todo por un porcentaje pequeño de los alquileres y además, te garantizarán todos los cobros y posibles daños causados por los inquilinos.

 

12-) Intercambio casas

Para que tu casa esté ocupada y alguien cuide de ella, puedes intercambiarla con algún familiar o amigo durante tus vacaciones. Así, además de ganar seguridad en tu casa, obtendrás un alojamiento gratuito en tu lugar de destino.

Si te gusta la idea, pero no tienes a nadie con quien intercambiar tu vivienda, hay muchas plataformas y Apps en las que podrás encontrar a alguien como tú, en el país que deseas visitar, para así poder realizar el intercambio.

 

13-) Instala rejas en ventanas

Si vives en los bajos de un bloque, entresuelo o en un primer piso con no mucha altura, será conveniente que instales rejas antirrobo en las ventanas. Ello garantizará casi con total seguridad que nadie vaya a entrar por allí, dada la complejidad de la operación (para extraer las rejas se tarda bastante tiempo y se hace mucho ruido que en todo caso alertará a los vecinos).

 

14-) Bloquea los accesos de puertas corredera

Si tu hogar dispone de segundos accesos de entrada vía puerta corredera con acceso a patio o jardín, asegúrate de bloquearlas además de con su cierre, con la instalación de bloqueos adicionales para fijar las correderas.

 

15-) Instala una buena cerradura en tu puerta

La puerta de las viviendas es el principal punto de entrada de los ladrones en la práctica totalidad de los robos. No puede ser que tengas una cerradura barata o muy antigua, debes ser consciente de que hoy en día ello implica que cualquier ladrón estará en disposición de abrir tu cerradura muy fácilmente.

Consulta con un cerrajero local y verás como a un precio no muy alto dispone de multitud de cerraduras de alta calidad y con múltiples funcionalidades que podrán ser de tu interés, sobre todo en lo que respecta a las nuevas cerraduras inteligentes, que permiten de forma muy económica dotar a tu casa de mayor seguridad y a la vez de ofrecerte un gran abanico de servicios adicionales que podrás disfrutar a través de tu móvil: editar y gestionar contraseñas, abrir y cerrar la puerta, recepción de avisos y alertas, etc.

 

16-) Ten un perro e indícalo con cartel

La simple presencia de un cartel que diga “cuidado con el perro” va a disuadir cualquier ladrón de entrar a nuestro hogar ya no tan solo porque el perro pueda atacar, sino por el hecho de que se corre el riesgo de que el perro ladre y alerte a los dueños y vecinos.

Si decides irte de vacaciones con tu perro, ello no supondrá ninguna pega a ésta medida de prevención, ya que tu cartel estará allí y todo el mundo te habrá visto con tu perro entrar y salir de casa.

 

17-)  Bajo ningún concepto dejes una llave de emergencia fuera de casa

Por increíble que pueda parecer, mucha gente decide dejar una llame de emergencia justo fuera de casa bajo un tiesto o felpudo. ¡Ni se te ocurra! Piensa que si alguien la usa para entrar a tu casa, ni tan solo se considerará robo a ojos de la ley, sino hurto al no haber habido violencia alguna, de modo que probablemente tu seguro de hogar no se haga cargo de nada.

 

18-) Avisa a tu vecino de confianza de que te marchas

Todos lo sabemos, entre vecinos todo se oye. Si avisas a tu vecino de que no estás, éste se podrá poner en contacto contigo para avisarte si escucha ruidos o ve algo extraño. Además, te podría ayudar a vaciar tu buzón y a poner tu felpudo en la entrada en caso que haya servicio comunitario de limpieza que ponga de pie los felpudos al fregar la escalera.

 

19-) Ayuda familiar

Si te vas de vacaciones por una larga temporada, quizás sea una buena idea dar las llaves a alguien de tu máxima confianza para que se pase por casa y compruebe que todo está en orden. Además, te puede ayudar a regar las plantas, vaciar el correo de tu buzón y a mover las persianas para que tu casa no dé la sensación de estar vacía.

 

¿Cómo actuar en caso de robo?

Si eres víctima de un robo en tu casa debes actuar de la siguiente manera:

1-) Llama inmediatamente a la policía.

2-) No toques nada hasta que la policía haya hecho su trabajo. Podrías alterar pruebas muy valiosas.

3) Haz una lista de todo lo que te falta. Si tienes factura de los objetos substraídos mucho mejor.

4-) Interpón denuncia ante la policía en menos de 72 horas. En comisaría te indicarán todos los pasos a seguir, así como la documentación a presentar: documento identidad, nombre compañía de seguros contratada, lista objetos robados, etc.

5-) Contacta con tu compañía de seguros y ésta te informará de los pasos a seguir para proceder a la reclamación y cobro de las coberturas contratadas.

Conclusión

Nuestra casa y todas nuestras pertenencias, para la mayoría de nosotros constituyen la práctica totalidad de todo el patrimonio que hemos generado a lo largo de nuestra vida. No merece la pena arriesgar lo más mínimo. Adoptando las medidas descritas anteriormente que mejor se adapten a tu situación y a las características de tu vivienda podrás conseguir a un muy bajo precio la máxima seguridad para tu hogar y pasar unas vacaciones tranquilas.