Cómo superar un robo en tu casa

Si has sufrido un robo en tu casa sabrás de primera mano lo que ello representa. Ya no es cuestión de haber perdido bienes económicos que han costado toda una vida poder adquirir, un robo va mucho más allá; representa la violación más grande de la intimidad de una persona y ello provoca una gran sensación de inseguridad y vulnerabilidad dentro del propio hogar.

A continuación te damos a conocer los consejos más prácticos para que puedas rehacer tu vida y vivir con confianza y tranquilidad en tu casa:

1-) Recuperación de tus bienes

En primer lugar, debes tener un plan para recuperar todo lo perdido. Contacta con el seguro de hogar que tengas contratado y ellos te indicarán todos los pasos a seguir. Es normal que el proceso resulte burocrático, lento y tedioso, pero es el primer paso para superar la situación, ya que no hay nada peor que continuar entrando a tu vivienda y verla vacía. Todos estos trámites llevarán un tiempo, pero tras ellos podrás reponer tu casa con la práctica totalidad de los bienes perdidos y de este modo, podrás recuperar la normalidad.

Si no dispones de seguro de hogar, deberás hacer frente a la reposición de los bienes perdidos con tus ahorros o la ayuda familiar y de amigos. Haz un inventario de todo lo que has perdido en el robo y piensa realmente en lo que te es necesario, realizando una lista solo incluyendo lo que vayamos a usar y otorgando una prioridad a cada producto, objeto o mueble. A partir de esta clasificación, iremos reponiendo uno tras otro todos los bienes que hayamos perdido hasta recuperar la plena normalidad.

Es importante no endeudarse para reponer lo perdido a no ser que sea totalmente necesario para la adquisición de algo fundamental.

 

2-) Aumenta la seguridad en tu casa

Haber sufrido un robo en nuestro hogar nos hace ver que nuestra casa era vulnerable y que en consecuencia, si alguien quisiera robarnos de nuevo lo podría hacer si quisiera. Por ello, tenemos la sensación cuando abandonamos nuestra vivienda, de que ésta puede sufrir un robo en cualquier momento.

Esta realidad nos provoca un gran sentimiento de inseguridad que debemos solventar aumentando las medidas de seguridad de nuestro hogar.

Para ver cuáles son las mejores y más efectivas medidas de seguridad para nuestra casa cuando no estamos en ella, consulta nuestro siguiente artículo para evitar robos en tu casa.

 

3-) Recupera la confianza

Tras un robo es normal que tengas miedo, sobre todo a la oscuridad y a cualquier ruido. Para recuperar la confianza aumenta la seguridad de tu vivienda tal y como hemos indicado en el punto anterior y reflexiona de forma abstracta en tu nueva situación:

  • Tras implementar nuevas medidas de seguridad, será mucho menos probable que sufras un robo y de hecho, si aplicas las medidas de seguridad más extremas, será prácticamente imposible que sufras un robo. De este modo, no hay ningún motivo para sentirse inseguro o vulnerable, ya que si antes vivíamos con normalidad y tranquilidad, ahora deberíamos de estar mucho más tranquilos todavía.
  • Tras efectuar un robo, los delincuentes que lo llevaron a cabo saben que vas a aumentar la seguridad en tu vivienda, de tal forma que tu casa será la última que vayan a robar de ahora en adelante. Por lo tanto, tras un robo, siempre tendrás menos posibilidades de sufrir otro.

Por último, si consigues recuperar la tranquilidad cuando permaneces en tu residencia pero aún te da respeto salir fuera y dejarla sola, puedes recuperar de nuevo dicha confianza instalando dispositivos de seguridad que puedas controlar desde tu teléfono móvil. Además de aumentar tu tranquilidad, permitirá aumentar la seguridad de tu hogar. Para conocer las mejores formas de controlar tu casa desde tu móvil, echa un vistazo a nuestro siguiente artículo: 8 maneras de vigilar tu casa desde el móvil.

4-) Pide ayuda profesional si es preciso

Si constatas que tras seguir los pasos anteriores aún sientes angustia y hasta llegas a tener la sensación de hundirte en la depresión, no lo dudes ningún instante y pide ayuda profesional psicológica.

Muy probablemente cuando estés a oscuras intentando conciliar el sueño no puedas pensar en otra cosa que en el robo que has sufrido. Es posible que te imagines a los ladrones en tu habitación, que cualquier ruido de la calle o de los vecinos te dé miedo y hasta es posible que oigas ruidos que no son reales. En todos estos casos, necesitarás ayuda profesional de un psicólogo y deberás trabajar duro para seguir adelante.

Es difícil dar un pronóstico del tiempo necesario para recuperarse plenamente, ello ya dependerá de la situación en concreto y de cada persona. Asimismo, es muy difícil dar una receta o camino a seguir para superar la situación, ya que cada persona es diferente. Como hemos dicho, un buen psicólogo es la persona indicada para iniciar el proceso de recuperación.

 

5-) Piensa en tu pareja y en los más pequeños

A pesar de que tú puedas haber superado la crisis generada a partir de un robo, quizás no todo tu entorno familiar lo haya hecho. Para recuperar la normalidad será preciso que toda la unidad familiar vaya hacia la misma dirección y supere esta situación. Por ello, preocúpate de tu marido o esposa y sobre todo de tus hijos. Los más pequeños, puede que no comprendan lo sucedido y se sientan desconcertados. Es fundamental explicarles lo sucedido y asegurarse que superen la situación, de lo contrario ello les podría causar secuelas para el resto de su vida. Si lo crees preciso, no dudes en solicitar ayuda psicológica profesional para tus hijos.

 

6-) Ves poco a poco

No te preocupes si no puedes recuperar la confianza plena tras unos días. Es normal. Debes realizar pequeños pasos progresivamente.

Es importante que no te fuerces. Quizás los primeros días te resulte imposible dormir y sea buena idea ir a casa de amigos o familiares, pero no te acomodes y ves realizando pasos hacia la normalidad hasta alcanzar tu meta y poder volver a tu rutina anterior.

 

Conclusión

Superar un robo sufrido en tu propia casa es posible, pero requerirá de tu plena fuerza y toda tu voluntad en todo momento. Inicia el proceso de recuperación de tus bienes lo antes posible, refuerza las medidas de seguridad de tu casa con celeridad, trata de hacer vida normal y recuperar tu confianza, y por último presta especial atención a todo tu entorno familiar más próximo para que la recuperación sea plena. Apóyate en tus amigos y familiares, y no dudes en pedir ayuda profesional si lo necesitas.