¿Cómo evitar robos en la calle?

Por desgracia hoy en día sigue habiendo gente que en lugar de ganarse la vida dignamente por su cuenta, no tiene otra dedicación que la delincuencia. Por lo general estas personas suponen un porcentaje muy pequeño de la sociedad, pero cuando vamos por la calle en sitios urbanos de alta densidad poblacional debemos ser conscientes que al estar rodeados de miles de personas, un pequeño porcentaje de estos miles supone mucha gente. En consecuencia, debemos tener presente que hay un riesgo real se sufrir un robo o hurto en la vía pública.

No obstante, con la aplicación de una serie de medidas muy sencillas podemos evitar casi con total seguridad ser víctimas de un robo. A continuación exponemos las más importantes:


1-) Mochilas y bolsos antirrobo

Para evitar ser víctimas de un hurto debemos ponérselo difícil a los carteristas. Una buena manera de conseguirlo es a través del uso de mochilas y bolsos antirrobo, ya que a través ellas será literalmente imposible que nos roben.

Estos bolsos y mochilas ofrecen una total seguridad al contar con aperturas de cremallera únicamente situadas en su parte posterior o lateral, de tal forma que al llevar puestos estos accesorios, todos los bolsillos y cierres quedarán ocultos e inaccesibles a terceras personas.

Por ejemplo, en el siguiente enlace puedes descubrir una magnífica mochila antirrobo ideal para viajar.

De este modo, únicamente al sentarnos en una terraza, banco o restaurante y deber quitarnos nuestra mochila, tendremos que procurar situarla en un sitio lo más oculto e inaccesible posible ante otras personas y  a poder ser, que ésta quede a nuestra vista y bajo nuestro control en todo momento.

 

2-) Cartera y móvil en bolsillos interiores

Bajo ningún concepto lleves tu cartera o móvil guardado en un simple bolsillo. Lo ideal sería guardarlo en una mochila o bolso antirrobo y en caso de querer ir ligeros de equipaje, lo debemos guardar en un bolsillo interior que no sea visible por otros. Por ello, al comprar chaquetas, abrigos o chalecos, procura que cuenten con este tipo de bolsillos tan útiles y seguros.

En épocas del año calurosas en las que no queramos llevar bolso o mochila y en las que obviamente no vamos a llevar abrigo, procura guardar la cartera y el móvil en bolsillos no posteriores y a poder ser con cierre de botón o cremallera, y al mismo tiempo, lleva una camiseta larga a fin de que el bolsillo en cuestión quede oculto a la vista de terceras personas.

Además, es aconsejable evitar usar el móvil en zonas altamente transitadas, ya que a más de ser molesto para conversar, hay un riesgo de que nos intenten quitar el móvil de las manos o que aprovechen que vamos despistados para robarnos la cartera. De igual manera, al sentarnos en cualquier terraza pública para tomar algo, jamás debes dejar el móvil encima de la mesa aunque quede a tu vista, ya que en cualquier momento alguien podría aprovechar la oportunidad para substraértelo y echar a correr.

 

3-) Conocer donde nos metemos

En toda ciudad hay puntos más conflictivos que otros y debemos saber en todo momento dónde nos metemos para así poder extremar las precauciones. Por lo general las zonas de mayor riesgo de hurtos y robos son las zonas turísticas de una ciudad, ya que los turistas son el objetivo perfecto para los carteristas: tienen dinero, tienen móvil o cámara de fotos y suelen andar algo despistados. Por ello, a pesar de no ser turistas, si frecuentamos por una zona turística y no tomamos precauciones, los carteristas no dudaran en aprovechar su oportunidad.

 

4-) Evita engaños y timos

Desconfía de personas que te abordan con mucha insistencia para pedir ayuda, de personas que hacen que caen delante de ti o de gente que te quiere regalar algo, sobre todo si van en grupo y actúan de manera muy repentina. Estos grupos buscan que centres tu atención en algo mientras otro miembro te roba y otro toma el botín y se aleja de inmediato.

Por todo esto, cuando gente desconocida actúe de manera fuera de lo común solicitando tu atención, procura extremar las precauciones.

 

5-) Sé consciente de tu entorno

Cuando vas por la calle debes ser consciente de tu entorno en todo momento y no andar despistado. Los delincuentes buscan personas con aire distraído y centrados en algo para aprovechar la situación e intentar robarte. Por este motivo, es muy importante no ir embobados con el teléfono móvil o con los auriculares mientras vamos por la vía pública, sobre todo si nos desplazamos por aceras con gran densidad de peatones.

 

6-) Mantente sobrio y acompañado

Si sales de fiesta y bebes, jamás cometas el error de beber en exceso. Los delincuentes aprovechan al máximo estas situaciones para robarte, en especial si vas solo.

Ten presente que aunque te des cuenta que te están robando, muy difícilmente vas a poder reaccionar y enfrentarte a alguien sobrio que está en pleno uso de sus facultades.


7-) A ciertas horas ir en grupo y por zonas iluminadas y transitadas

Cuando es de noche la oscuridad y la falta de gente en las calles es aprovechado por los ladrones para pasar desapercibidos y cometer sus hurtos con total anonimato.

Por eso, al hacerse de noche procura ir acompañado y desplazarte por zonas bien iluminadas y en las cuales haya más gente. Ello reducirá el peligro y riesgo de ser víctimas de un robo o hurto.

 

8 -) Saca dinero del cajero en horario de oficinas abiertas

Si debes retirar dinero de tu tarjeta para disponer de dinero en efectivo, intenta usar el cajero automático en horario de apertura de oficinas por los siguientes motivos:

  • Será de día, con lo cual, tal y como demuestran las estadísticas, hay menos peligro de robo, ya que la vía pública está altamente transitada e iluminada.
  • Si te roban la tarjeta la puedes dar de baja al momento.
  • Al darte cuenta del robo puedes denunciar de inmediato y desde las oficinas podrán tramitar rápidamente las imágenes de las cámaras de vigilancia a las autoridades.

Por estas razones, los delincuentes son muy reacios a robar durante el horario comercial bancario.

Por último, en caso de encontrarte fuera del horario comercial, procura simplemente usar la tarjeta, ya que en la mayoría de sitios son aceptadas sin ningún tipo de problema. Si no tuvieras otro remedio que sacar efectivo, procura ir a un banco con cajero interior cerrado y usa el pestillo de seguridad mientras estés en su interior. Además, comprueba antes de salir que no haya nadie sospechoso afuera.

 

9-) Utiliza cinturón antirrobo o riñonera

Otra opción para proteger tu dinero en efectivo es el uso de las riñoneras de toda la vida, como la que puedes ver en este enlace. Al estar situadas en tu cintura y delante de ti, es imposible que te puedan robar sin que te des cuenta. Además, siempre puedes taparte la riñonera con una camiseta larga para que quede oculta y nadie te la vea.

Otra opción es el uso de cinturones antirrobo como el del siguiente vínculo. Estos cinturones tienen en su parte interior una apertura de cremallera en la que podemos guardar dinero y documentos y asegurarnos de su total protección, ya que la apertura no es visible exteriormente y queda inaccesible en todo momento.

 

10-) No muestres objetos de valor

No hagas alardes de tener en tu posesión objetos de valor como puedan ser prendas de ropa exclusivas, móviles muy caros o joyas de alto valor. Los puedes llevar contigo con total normalidad en recintos privados pero ten cuidado al ir por la calle.

 

11-) Cuidado con las bolsas de la compra

Las bolsas de la compra son un alto peligro, ya que no quedan cerradas y ante el más mínimo despiste cualquier persona puede aprovechar para meter la mano y substraernos nuestras compras.

Por esta razón, si vamos a llevar la compra por la calle sin hacer uso de nuestro vehículo, es recomendable utilizar un carro de la compra que quede totalmente cerrado y meter todos nuestros productos en él.

Además, si realizamos compras en tiendas de cierto renombre nos darán bolsas con el logotipo de la tienda que llamarán mucho la atención. Ves con mucho cuidado y a poder ser, introduce esas bolsas en una mochila o bolso antirrobo o en otras bolsas que tengas sin logotipos de marcas comerciales conocidas.

 

12-) Lleva lo necesario

Lleva contigo lo necesario. Puedes llevar algo de efectivo a pesar de no tener pensado gastar nada por si ocurre una urgencia o tienes un cambio de planes; pero en cualquier caso no hace falta llevar gran cantidad de dinero en efectivo si no la vamos a gastar. Además, siempre es aconsejable utilizar las tarjetas, ya que en caso de robo las podemos bloquear con nuestro móvil a través de la aplicación del banco o llamando a nuestro banco directamente.

De igual manera, respecto a los documentos personales (documentos de identidad, pasaporte, carnet de conducir, tarjetas de clubs, tarjetas de supermercados…), es muy cómodo llevarlo todo en la cartera, pero si puedes lleva contigo lo que vas a necesitar, sobre todo si sales de fiesta y en especial si llevas el pasaporte y el documento de identidad: lleva uno solo, ya que si pierdes o te roban uno, aún podrás usar el otro hasta conseguir el nuevo duplicado. Piensa que en caso de robo es un engorro tener que pedir duplicados  de todos nuestros documentos y en algún caso, ello nos supondrá un coste.

 

13-) Guarda el dinero bien repartido

Si llevas contigo una cantidad elevada de dinero en efectivo, es conveniente que la lleves bien guardada en bolsillos interiores y de manera repartida. Así, si te roban, tan solo perderás una parte de lo que llevabas.

De igual manera, si vas acompañado con tu familia, procura repartir el dinero entre personas adultas y evita que una sola persona lleve todo el dinero del grupo.

 

14-) No guardes en la cartera el ticket de transporte

Evita llevar tu abono de transporte en la cartera, ya que los carteristas aprovechan el momento en que sacas tu abono de trasporte de tu cartera para ver donde la tienes guardada. Además, al estar en un medio de transporte, aprovecharán el tumulto para robarte con mayor facilidad.

Si te preocupa la conservación de tus tickets de transporte, puedes comprar unos protectores o fundas plastificadas que impedirán que sufran cualquier tipo de daño.

 

15-)  Evita las aglomeraciones

Los delincuentes profesionales aprovechan los tumultos y las aglomeraciones de gente para poder robar con mayor facilidad. Aunque no lo parezca, entre empujones y el contacto físico con otras personas resulta muy difícil percibir que nos han substraído la cartera o el móvil de nuestros bolsillos.


Consejo extra:

Evidentemente es clave conocer el número de teléfono de emergencias que todo país o región dispone, pero además, cuenta en tu cartera o móvil con el registro de teléfonos de emergencia que puedas necesitar: policía, bomberos, ambulancia, tu banco, etc. Nunca sabes cuando los puedes necesitar y en caso de emergencia serán claves para actuar rápidamente y minimizar las consecuencias.

Además, cuenta con copias de seguridad de la información y de tus documentos personales que puedas llevar en tu teléfono móvil u ordenador portátil: documentos de trabajo, fotografías, registro de teléfonos…

Por último, siempre es bueno tener un listado de las tarjetas y documentos que llevas siempre en tu cartera, así en caso de robo, podrás solicitar el duplicado de todas sin olvidarte de ninguna.

 

¿Cómo actuar en caso de robo en la calle?

En caso de sufrir un robo o hurto en la vía pública, actúa de la siguiente manera:

1-) Si al darte cuenta puedes identificar a los delincuentes alerta rápidamente a la policía o a personal de seguridad autorizado más próximo. Con ello es probable que los ladrones dejen el botín y salgan corriendo. Es recomendable no enfrentarse a ellos, ya que normalmente actúan en grupo y aunque tengamos a un solo miembro identificado puede haber varios más alrededor que vengan en su ayuda y nos puedan agredir.

2-) Si no te has percatado del robo y no puedes identificar a nadie como responsable, siempre es conveniente denunciar ante la policía por las siguientes razones:

  • Las ciudades cuentan con numerosas cámaras de vigilancia en la vía pública y en establecimientos. Si indicas tu recorrido a la policía es posible que puedan advertir el robo e identificar a los ladrones.
  • Si denuncias y declaras lo que te han substraído, en caso que consigan arresta a la banda de delincuentes, podrías recuperar tus pertenencias.
  • Es importante que el número de hurtos y robos reales quede reflejado en las estadísticas oficiales, así las autoridades competentes podrán actuar en consecuencia y prevenir futuros actos delictivos.
  • Si tienes seguro de móvil o seguro de robo personal, será imprescindible que presentes denuncia para recibir las coberturas que hayas contratado.