Cómo evitar el robo de datos personales en Internet

Sin lugar a dudas Internet ha revolucionado el mundo y nos ofrece grandes ventajas y oportunidades dentro del mundo profesional, así como en nuestra vida social y lúdica. No obstante, también ha derivado en el origen de nuevas vulnerabilidades en nuestra seguridad personal debido a la interconexión de los ordenadores.

De este modo, hoy en día si no tomamos las medidas de precaución oportunas nuestros datos personales, documentos profesionales, fotografías, cuentas bancarias, etc, están en peligro y pueden ser robadas ilícitamente de manera relativamente fácil. A continuación vamos a compartir con vosotros las claves fundamentales para evitar esta situación:

1-) Navega en sitios seguros

Navega en páginas web seguras. Para saber si una página web es segura, verifica que en la barra de direcciones web de tu navegador aparezca HTTPS o un candado pequeño al visitar una página en Internet.

Si no aparecen dichos indicadores, evita navegar por esas páginas. Actualmente hay miles de webs en Internet así que si vas a parar a una que no sea segura, simplemente visita otra. Ya verás que podrás encontrar decenas de webs con los contenidos que buscas y que a la vez sean totalmente seguras.

 

2-) Utiliza claves de acceso seguras y diferentes

Al darte de alta en sitios web bajo ningún concepto hagas uso de claves o passwords de baja seguridad. De hecho, la mayoría de plataformas te exigirán que introduzcas una clave con una extensión mínima de 8 dígitos, con un carácter especial, una mayúscula y un número. Con ello ya sería suficiente para tener una seguridad de acceso más que decente, pero si puedes, refuerza la clave con una mayor extensión, sobre todo si se trata de tu acceso a plataformas especialmente sensibles para tu seguridad como por ejemplo tu banca online o tu correo electrónico personal.

Evita utilizar en tus claves de acceso datos personales tales como la calle de tu domicilio, tu ciudad de nacimiento o tu fecha de cumpleaños, con el simple objetivo de que te sean más fáciles de recordar, ya que pondrás en grave peligro tu seguridad al ser más fácil hackear tu clave.

Por último, jamás tengas el hábito de duplicar contraseñas y utilizar la misma contraseña para todo, ya que si una web en la que estés inscrito sufre un fuerte ataque cibernético y tus datos son robados, dichos ciber-delincuentes tendrán accesos a todas tus cuentas de Internet.

 

3-) Haz uso de memorias USB

Realizar una copia de seguridad de tus datos personales más sensibles tiene múltiples ventajas:

  • Si tu ordenador es hackeado por un troyano, tus datos no serán vulnerables, ya que estarán fuera de conexión siempre que tengas tu tarjeta de memoria USB desconectada.
  • En caso de que tu ordenador deje de funcionar por antigüedad o por simple avería, tus datos no se perderán.
  • Evitarás llenar la memoria interna de tu ordenador y éste irá a mayor velocidad.
  • Puedes guardar tu memoria en un lugar seguro y ante un robo de tu ordenador la información de tu memoria estará segura.

Actualmente las memorias USB son muy baratas: en el siguiente enlace te mostramos una memoria USB de 32 GB a un precio increíble, que para guardar tus documentos de trabajo (de Word o Excel) y archivos personales (fotografías o vídeos), será más que suficiente.

 

4-) Desconfía de mensajes sospechosos en tu correo

Parece mentira, pero sigue habiendo gente que pica y cae en engaños y en estafas de ciber-delincuentes. En líneas generales estas son las principales recomendaciones a tener en cuenta:

  • No abras enlaces de correos de origen desconocido. Pueden conducirte a webs maliciosas.
  • No facilites ningún dato por correo electrónico. Suelen ser correos de origen desconocido que urgen a facilitar algún dato personal con urgencia. Ten en cuenta que tu banco nunca te solicitará datos ni información personal por correo.
  • No aceptes regalos ni premios en los que no hayas participado jamás. Es de sentido común, pero mucha gente sigue cayendo en este viejo truco.

 

5-) Adquiere un buen antivirus

Al menos haz uso de un antivirus gratuito y mantenlo actualizado, es lo mínimo, pero si haces un gran uso de Internet, visitas páginas desconocidas de vez en cuando, realizas compras de manera habitual en la red o descargas contenidos online de manera frecuente; sería muy recomendable la adquisición de un buen antivirus para tener una plena protección online, de ataques de hackers, de tus datos personales y de tus medios de pago.

Al contrario de lo que cabría imaginar, actualmente los antivirus de pago no son muy caros y por el servicio de total protección que ofrecen son muy interesantes si haces un gran uso de Internet. En el siguiente enlace te ofrecemos la posibilidad de contratar la suscripción por 1 año de un antivirus de muy buena reputación por un precio muy económico. El antivirus cuenta con amplias coberturas de seguridad y además es compatible para los principales dispositivos electrónicos (PC, Mac, móviles y tablets). Asimismo, puedes escoger la opción de contratar una misma suscripción para varios de tus dispositivos a la vez!

 

6-) Evita descargar archivos de origen desconocido

Si realizas descargas online procura que sea a través de páginas reconocibles y seguras. Ten en cuenta que muchos ciber-delincuentes aprovechan que aceptas recibir descargas de sus webs para enviarte virus que infecten tu ordenador. Sus objetivos frecuentemente son los siguientes:

  •  Encriptar tu ordenador y pedir posteriormente un pago para poder obtener un programa que desencripte tus archivos.
  • Apoderarse de datos o archivos personales sensibles como por ejemplo fotografías comprometidas, para pedir un rescate por ellos a cambio de no hacerlos públicos
  • Acceder a tus cuentas bancarias para realizar transferencias ilegítimas y apropiarse de tus ahorros.

 

7-) Contempla uso de ordenador profesional sin acceso a Internet

Si eres un profesional que tienes contenidos altamente sensibles de tus clientes (datos personales, cuentas bancarias, documentos  confidenciales…), además de disponer de un buen antivirus y de contar con programas oficiales actualizados; quizá sea una buena idea tener un ordenador sin conexión a la red o con una conexión restringida para un uso exclusivamente profesional (visitar páginas web oficiales de la administración, de proveedores, de clientes, etc.). De este modo será imposible que tu ordenador pueda ser infectado por ningún virus.

 

8 -) Cuidado con las redes sociales

Parece mentira pero actualmente los internautas sufren revelaciones de datos, fotografías o informaciones sensibles más frecuentemente por haberlas compartido ellos mismos en las redes sociales, que no por haber sufrido ningún ciber-robo.

Sé consciente de que lo que publicas lo puede ver todo el mundo y puede traerte consecuencias tras muchos años. Por ejemplo, una fotografía comprometida que pueda ser divertida y tengas ganas de compartir con tus amigos durante tu juventud, te puede parecer una buena idea, pero luego puede arruinar tu carrera profesional cuando seas adulto. ¿Te imaginas la filtración de una foto de un político que aparezca borracho cuando era adolescente? Ello sería el final de su carrera y lo mismo aplica a múltiples profesiones que requieran dar confianza a la sociedad: profesores, doctores, policías, asesores financieros, etc.

Además, nunca aceptes invitaciones o agregues a personas que no conozcas. Ten en cuenta que todo lo que compartas lo verán. Información que a priori sea relativamente inocente puede convertirse en un buen problema, como por ejemplo decir en redes sociales que te vas de vacaciones una semana a la otra punta del mundo, dado que de esta manera, estarás diciendo a todo el mundo que tu casa estará vacía y “lista para ser robada” fácilmente durante una semana!

9-) Evitar uso de redes wifi públicas

Si lo puedes evitar no utilices redes inalámbricas públicas abiertas y bajo ningún concepto compartas datos personales sensibles ni claves bancarias, ya que estas redes no son seguras y de manera sencilla pueden robarte tu información.

Por el contrario, conéctate a redes privadas con seguridad WPA o WPA2 que exijan contraseña de acceso. En ellas, toda la información va cifrada desde tu dispositivo al servidor de la red.

 

10-) No guardes contraseñas por defecto

Nunca guardes tus contraseñas en el navegador, ya que cualquier persona que se conecte en tu móvil u ordenador tendrá el mismo acceso que tú a todas tus zonas privadas de Internet (correos electrónicos, plataformas bancarias, área personal de tiendas online…).

 

11-) Elimina el historial de navegación regularmente

Eliminar el historial de tu navegador de Internet es relativamente fácil y te garantiza una cierta privacidad, ya que mientras navegamos, se van procesando y almacenando nuestros datos y en cierto modo vamos dejando un rastro digital que queda grabado en nuestro navegador.

Al borrar el historial, borramos esta huella digital que vamos dejando al navegar, garantizándonos una mayor privacidad.

 

12-) Mantén programas actualizados

Es muy importante que mantengas los programas informáticos de tu ordenador actualizados, sobre todo en lo que respecta a tu navegador y tu antivirus, ya que los virus y los delitos cibernéticos están en constante evolución y para mantener tu seguridad debes contar con una protección actualizada constantemente.

 

13-) Haz tus compras en plataformas seguras y conocidas

Antes de facilitar tu tarjeta bancaria en la red, asegúrate de que la tienda online en la que compras es plenamente de confianza. Por ello, es recomendable realizar las compras en plataformas de compañías reconocibles y de amplia reputación.

En caso de tener que comprar en tiendas online que no conozcas, consulta en foros opiniones de otros usuarios a fin de poder verificar la garantía de seguridad de esa página web. Sobre todo, extrema las precauciones si los precios son sospechosamente económicos.

 

14-) Protege tu móvil

Mucha gente erróneamente protege su ordenador al completo pero no realiza ningún tipo de actuación en su teléfono móvil al pensar que éste es 100% seguro. No obstante eso es falso, los móviles actuales al estar conectados a Internet tienen potencialmente las mismas vulnerabilidades y riesgos que un ordenador, por lo que debemos proteger nuestro móvil de la misma manera que protegemos nuestro ordenador, instalando un buen antivirus.

 

15-) Cuidado al utilizar ordenadores en el trabajo

Hoy en día casi todo el mundo debe hacer uso de ordenador o teléfono móvil profesional. Cuidado con lo que miras en la red, es muy posible que tus superiores tengan acceso a lo que consultas y ello pueda tener consecuencias. Por este motivo, limítate a utilizar Internet en tus dispositivos de trabajo para asuntos únicamente vinculados a tu labor profesional. Si debes consultar algo personal, realiza tu búsqueda a través de tu teléfono móvil personal.

Asimismo, es importante no compartir tus códigos de usuario con otros compañeros y nunca te marches de tu puesto de trabajo sin salir de tu sesión; de lo contrario cualquier compañero podría tener acceso a todo tu perfil de trabajo.

¿Cómo actuar ante el robo datos personales en Internet?

Dependiendo de nuestra situación, deberemos actuar acorde a ella de la siguiente manera:

A) Encriptación de tu ordenador y solicitud de pago para desencritar tus archivos

No es nada recomendable aceptar el chantaje de los ciberdelincuentes, ya que en la mayoría de casos te facilitarán una clave que te permitirá recuperar tus archivos, pero estos seguirán conteniendo virus maliciosos y al cabo de un tiempo volverás a ver encriptado tu ordenador y te volverán a solicitar un nuevo pago. Lo recomendable es formatear tu ordenador. Si no sabes cómo hacerlo, lleva tu ordenador a un informático profesional y limpiará de virus tu computadora rápidamente. Por último, olvida recuperar tus archivos. Únicamente si eres un profesional o empresa con datos sensibles, denuncia ante la policía y en caso de desarticularse la banda de ciberdelincuentes, quizás puedas posteriormente obtener el código necesario para descifrar tu información, aunque ello es altamente improbable.

B) Robo en tu cuenta bancaria

Avisa rápidamente a tu banco para que bloqueen tu cuenta e interpón denuncia ante la policía. Tu entidad financiera te explicará los pasos que debes seguir para solicitar la devolución de tu dinero y el proceso que deberás llevar a cabo. Asimismo, tu banco te facilitará una nueva cuenta o modificará tus claves de seguridad de banca online.

C) Robo de datos personales o íntimos y posterior solicitud de dinero para no hacerlos públicos

No aceptes el chantaje, aunque pagues al poco tiempo te solicitarán una nueva cantidad de dinero. Piensa que ellos van a seguir teniendo tus datos comprometidos en todo momento. Simplemente denuncia tu situación ante la policía y advierte a tu acosador que en caso de difundir tus datos personales tomarás acciones legales contra él, es muy probable que ello tenga un gran efecto disuasorio y tu acosador deje de chantajearte. Piensa que él no gana nada publicando tus datos y se expone a fuertes represalias legales que tú puedas tomar contra él.

 

Conclusión

Internet es un lugar increíble para tu desarrollo profesional y académico, así como un genial medio para el entretenimiento y la diversión. No obstante, debemos ser conscientes de sus peligros y debemos tomar medidas para protegernos. Aplicando las medidas anteriormente descritas que mejor se adapten a tu situación personal y al uso que tú hagas de la red, estarás totalmente protegido y podrás navegar con plena tranquilidad.

Por último, si además de tu seguridad estás preocupado por el uso que tus hijos puedan hacer de Internet, no dudes en consultar nuestro artículo sobre cómo proteger a tus hijos en Internet.