11 mejores soluciones para evitar robos en ventanas de planta baja

En caso de que vivas en la planta baja de una vivienda, sabrás de primera mano la sensación de inseguridad que causa ver pasar a peatones por la ventana de tu casa y ciertamente, esta sensación está plenamente justificada, ya que una ventana de planta baja que da a la calle supone una gran vulnerabilidad ante potenciales robos que se puedan producir.

Pero no hay que alarmarse, ya que llevando a cabo una serie de medidas de seguridad muy sencillas podremos estar completamente seguros en nuestro hogar. Para ello, a continuación vamos a exponer las 10 mejores soluciones para poder proteger y dar seguridad a las ventanas situadas en la planta baja de tu casa.

1-) Alarma en ventana

Como es lógico, la instalación de alarmas en nuestras ventanas supone una sorpresa completa para los ladrones, los cuales ante su presencia se verán sorprendidos y huirán de inmediato.

La instalación de estos dispositivos no es muy cara y se puede realizar fácilmente por nuestra cuenta. Obviamente, al adquirir alarmas más caras podremos disponer de mayores funcionalidades: control simultáneo de todas las alarmas, control de las alarmas por móvil, aviso al móvil en caso de alerta, etc. No obstante, por un bajo precio, ya podremos obtener e instalar nosotros mismos un sistema de alarmas de gran calidad en nuestras ventanas. Si es eso lo que buscas, en este enlace te recomendamos un kit de 2 alarmas de ventana o puerta corredera, muy económico, fácil de instalar y extremadamente práctico.

Por último, hay que destacar que además de la propia instalación de alarmas, la mera colocación de sus carteles de alarma tendrá un efecto disuasorio enorme, que hará que nadie intente robar en tu vivienda.

 

2-) Cámaras de seguridad exteriores

Un gran método disuasorio de robos es la instalación de cámaras de vídeo vigilancia exterior. Tal y como muestran las estadísticas, su instalación se traduce en una disminución inmediata de la criminalidad. Hace años, dicha instalación requería de una inversión importante, pero hoy en día por muy poco dinero podemos adquirir cámaras de alta calidad de imagen y de gran fiabilidad, con todo tipo de funcionalidades: detección de movimiento, visión en directo por teléfono móvil, visión nocturna, aviso al móvil en caso de detección de movimiento, etc.

Desde Cerorobos.com, te recomendamos la adquisición de esta cámara de vigilancia exterior, la cual por un muy buen precio te ofrece unas altas prestaciones. Además, la puedes instalar fácilmente por ti mismo!

Si habitamos en una vivienda unifamiliar su instalación es relativamente sencilla, pero si vivimos en un bloque de pisos, lo correcto sería que a través de la comunidad de vecinos, en caso de que haya una alta tasa de criminalidad en el vecindario, exigiéramos la instalación de cámaras de seguridad al ayuntamiento.

 

3-) Instalación de rejas

Una forma muy efectiva con la que puedes prevenir robos a través de las ventanas de la planta baja de tu casa, es la instalación de rejas de seguridad. Evidentemente, las rejas no son una solución 100% efectiva para evitar robos, ya que siempre se pueden extraer mediante discos de corte o por anclaje a un automóvil, pero sobre todo en una zona de alta densidad de vecinos, será un obstáculo infalible que en la mayoría de los casos hará disuadir a los potenciales atracadores. Está estadísticamente comprobado.

Piensa que por lo general el plan de los atracadores es acceder a viviendas vacías sin que nadie se percate, robar y irse rápidamente en cuestión de apenas unos minutos. Con la mera instalación de rejas, los atracadores deberían perder una gran cantidad de tiempo para acceder a la vivienda y en caso de conseguirlo, armarían tal alboroto que todos los vecinos se percatarían de su presencia. Con ello incumplirían dos de los principios básicos de todo atraco: rapidez de la acción y realización del robo sin dejar ni rastro. Obviamente, como te puedes imaginar, ante tal panorama y en una zona residencial con cierto número de vecinos, los ladrones muy difícilmente optarán por atracar en una ventana de planta baja con reja instalada.

No obstante, a pesar de la seguridad que aportan las rejas, mucha gente es reticente a su instalación por 2 motivos. Vamos a ver cuáles son y cómo podemos solventarlos:

  1. Aportan una sensación de cierta claustrofobia y encerramiento a los habitantes de la casa: Este problema es meramente un choque inicial. Realmente la gente que las instala se acaba acostumbrando sin que ello implique ninguna sensación de clausura  y es más, una vez instaladas, de hecho, aportan una sensación de mayor seguridad y privacidad.
  2. Estéticamente no quedan bien: Este posible problema no tiene ningún fundamento, ya que hoy en día existen una infinidad de rejas en el mercado y no hay ninguna ventana en la cual no se pueda instalar una reja que quede perfecta estéticamente, dado que tenemos a nuestra disposición múltiples opciones respecto las características de nuestra reja: color, estilo, diseño, medida, grosor, textura, etc. Asimismo, podemos colocar plantas entre medio de la reja y la ventana que embellezcan enormemente nuestra casa.

Por último es especialmente importante recordar que debemos elegir un buen material para nuestras rejas, ya que ello no tan solo aumentará su solidez y por lo tanto su vida a través del paso del tiempo, sino que estéticamente evitará oxidaciones en el metal que puedan afectar a la fachada de nuestra casa.

4-) Fijación para persianas

Si tenemos instaladas persianas en nuestra ventana, éstas por sí solas ofrecen muy poca resistencia ante un posible atracador. Haz la prueba tú mismo y comprobarás qué fácil es elevar una persiana desde el exterior. Tras ello únicamente el cristal de tu ventana separaría a un posible intruso de tu casa.

La mejor solución para ello, es la instalación de seguros de fijación de persianas. No son muy caros y garantizan una buena fijación de la persiana, lo cual es muy interesante en casos de salidas temporales de nuestra vivienda por vacaciones o por cualquier otro motivo. Las persianas quedarán bien fijadas y cualquier intruso al cabo de unos segundos intentando levantar las persianas y viendo que no puede ni tan solo moverlas ni lo más mínimo, abandonará su propósito rápidamente. Si este producto es de tu interés, en el siguiente enlace podrás adquirir un par de seguros de fijación de persianas de acero a un precio inmejorable.

 

5-) Bloqueo corredera

En caso que nuestras ventanas sean de corredera es relativamente fácil forzar o manipular el cierre y simplemente deslizar la corredera para poder acceder al interior de una vivienda.

Esta gran vulnerabilidad la podemos solucionar fácilmente a partir de la instalación de una cerradura de ventana corredera, que nos dará un punto de fijación adicional a nuestra ventana. Cabe recordar que debemos comprar una “cerradura”, no un simple “bloqueo” de ventana corredera, ya que normalmente este segundo hace referencia a un bloqueo de seguridad para evitar que niños pequeños manipulen la corredera, lo cual es completamente inútil si queremos un bloqueo completo para evitar robos.

Es importante saber que si queremos instalar estas cerraduras provisionalmente, pueden dejar marca si luego las pretendemos retirar. En este caso sería recomendable instalar unas cerraduras con llave, que puedan permitir o bloquear el movimiento de una ventana corredera en cualquier momento.

 

6-) Iluminación exterior

Una manera muy sencilla de ahuyentar a los atracadores, es la instalación de grandes fuentes de luz en el exterior. Recuerda que los ladrones buscan pasar desapercibidos durante su acto criminal, de tal modo que la instalación de focos de luz exterior supone una gran medida disuasoria.

Dicha instalación será relativamente fácil de efectuar si disponemos de una casa o chalet individual; no obstante, si vivimos en un bloque de pisos, dicha medida será muy complicada de llevar a cabo. En este segundo caso, si en tu calle hay poca luz o la iluminación es deficiente, sería oportuno que la comunidad de vecinos protestara ante el ayuntamiento para una mejora del iluminado público.

 

7-) Iluminación interior

Dado que la gran mayoría de los atracos a viviendas se producen cuando no hay nadie en ellas, una manera relativamente sencilla de evitarlos cuando no estamos es simulando nuestra presencia.

Este propósito lo podemos conseguir fácilmente a través de la compra de enchufes programables, con los que podremos encender y apagar la luz en varios periodos de tiempo durante cualquier momento del día sin estar en casa.

Asimismo, además de poder dejar programada la iluminación interior, incluso podremos apagar o encender la luz o cualquier otro aparato conectado al enchufe a través del móvil mediante conexión wifi, lo cual nos da un control total de nuestra vivienda.

Si te interesa saber más acerca de las medidas más efectivas para simular tu presencia en casa cuando no estás en ella, no te pierdas nuestro artículo 10 formas de simular tu presencia en tu hogar.

 

8 -) Cierres adicionales

Para las ventanas abatibles, podemos incrementar nuestra seguridad con cierres adicionales interiores que los posibles ladrones jamás se esperarán.

Con ello, nos aseguramos que en caso de manipular o forzar el cierre principal de nuestra ventana, dispondremos de un segundo cierre mucho más seguro que impedirá el paso del ladrón. Ante este imprevisto, muy probablemente los ladrones cesen en su intento y decidan marcharse.

 

9-) Vidrio de alta seguridad

Por muy fuertes que parezcan nuestros vidrios lo cierto es que si no están diseñados para evitar robos, su rotura con un martillo de asalto no muy sofisticado es muy sencilla.

Es interesante sobre todo en el caso de locales comerciales o tiendas con gran stock y mercancías, la instalación de estos cristales de seguridad especiales para evitar atracos. Son relativamente caros, pero su instalación en superficies comerciales es muy recomendable, así como la instalación de pilones en la calle para evitar alunizajes con automóvil.

No obstante, para viviendas personales, es muy probable que su alto coste haga que esta opción no sea muy interesante y sea mejor optar por otro tipo de soluciones.

 

10-) Presencia de perro

En caso de vivir en una casa o chalet con jardín, la presencia de un perro en tu vivienda tiene un efecto disuasorio importante. Plantéate esta situación tú mismo: Un ladrón va a robar a una urbanización y ve dos viviendas unifamiliares idénticas. Una tiene un cartel de aviso de perro y la otra no. ¿En cuál crees que va a entrar a robar?

Obviamente, un perro disminuye las posibilidades de robo por 2 motivos:

1-) Temor de los atracadores a ataques del propio animal.

2-) Temor de los atracadores de ladridos del animal que alerten a sus dueños y a los vecinos.

 

11-) Carteles de alarma

De manera análoga al perro, un cartel o pegatina de alarma tiene un efecto disuasorio importante, ya que ante la duda ningún intruso va a querer arriesgarse habiendo otras viviendas sin dicho aviso.

No obstante siempre es mejor disponer de la alarma en cuestión y no simplemente tratar de hacer ver que se tiene; aunque ciertamente es mejor hacer ver que se tiene mediante carteles o pegatinas, que no hacer nada.

Conclusión

Una vivienda de planta baja presenta vulnerabilidades muy grandes ante posibles robos, ya que es muy sencillo poder acceder a ella a través de las ventanas. No obstante, aplicando una serie de medidas de seguridad muy sencillas podremos estar completamente seguros en nuestro hogar.

De las medidas descritas anteriormente, no es necesario aplicarlas todas. Según las características de tu casa y el tipo de criminalidad que haya en tu zona, debes llevar a cabo las que mejor se adapten a tu situación y con ello, ya podrás vivir totalmente seguro y con total tranquilidad en tu vivienda.